¿Qué tipo de interés es mejor en una hipoteca?
04/10/21

Elegir correctamente la tasa de interés en crédito hipotecario hará la diferencia al momento de solventar tus gastos y mantener tu estabilidad económica. Conoce las características y beneficios de los intereses que ofrecen los bancos en México.

Interés fijo

Las hipotecas con interés fijo son aquellas cuya tasa de interés anual se mantiene sin variación durante toda la vida del crédito.

Ventajas

Al no depender de los valores que establece el Banco de México (Banxico) ni de otro índice de referencia, las mensualidades no se ven afectadas por los cambios drásticos del mercado financiero. Esto quiere decir que, aunque los tipos de interés del mercado suban o bajen, la cantidad que tendrás que pagar mes con mes no dependerá de cambios como la inflación.

El pago mensual podrá ser fijo o creciente, a elección y conveniencia, independientemente de que la tasa de interés sea fija.

Desventajas

Uno de los beneficios de la hipoteca con interés fijo, es para otros una de sus principales desventajas, ya que, al no modificarse por las fluctuaciones de los mercados financieros,  en caso de que los tipos de interés bajen, tú no te verías beneficiado con esta disminución.

Además, es importante tener en cuenta el cobro de comisiones y las tasas de interés. Por otro lado, los plazos para cubrir la totalidad del crédito suelen ser más reducidos, menores a 25 años.

La hipoteca fija es una excelente opción para quienes prefieren tener la certeza de la cantidad que  pagarán desde un principio para planear sus finanzas a futuro

Debido a la seguridad y certidumbre que este tipo de interés brinda a los usuarios, es muy recomendable para quienes van a obtener un crédito hipotecario por primera vez, ya que es muy sencillo de entender y esto les ayuda a planear de mejor manera su presupuesto a futuro.

Interés variable

Contrario al inteŕes fijo, la hipoteca con interés variable se caracteriza porque cambia de acuerdo a la inflación o a los movimientos financieros que se presenten en el mercado con base en la TIIE (tasa de interés interbancaria); un valor calculado por el Banxico que sirve como referencia para establecer algunas tasas comerciales a nivel bancario. Por lo general, este valor se suma a una tasa base.

Los  valores de la TIIE cambian todos los días, por lo que el interés que se cobra en este tipo de hipotecas puede variar de un mes a otro

Ventajas

Debido a que esta tasa de interés en crédito hipotecario varía de acuerdo a las condiciones del mercado, los pagos pueden disminuir cuando los índices de referencia bajan, los intereses suelen ser más bajos que los de tipo fijo y ofrecen mayor flexibilidad en cuanto a plazos.

Las hipotecas con interés variable pueden resultar muy convenientes, el pago en las mensualidades suele ser menor

Los plazos establecidos en las hipotecas de tipo variable, pueden ir de los 20 a los 30 años y, en ocasiones, existe la posibilidad de extender el periodo de amortización dependiendo de las necesidades del cliente.

Desventajas

Por supuesto que, al estar a expensas de los movimientos del mercado financiero, las mensualidades serán inestables durante toda la vida del crédito:Así como pueden bajar, es probable que incrementen si los índices de referencia aumentan

Además, aunque es posible renegociar los plazos de amortización, debes estar consciente de que el hecho de solicitar que éstos se extiendan, generará mayores intereses.

Por otro lado, si quieres elegir esta tasa de interés en crédito hipotecario tienes que informarte a detalle sobre la forma en que funciona para entender las condiciones que establezca el banco donde solicites tu financiamiento y llegar a un buen acuerdo. Además, tendrás que estar pendiente de los valores que establece el Banxico y el comportamiento el mercado financiero.

La tasa de interés en crédito hipotecario que más te conviene, es aquella que se adecua a tus necesidades y planes

Cabe destacar que, independientemente del tipo de tasa de interés que elijas, el pago puede ser Fijo o Creciente tanto en la tasa fija como en la variable.

En el esquema de pago Fijo, tienes la misma mensualidad toda la vida del crédito, mientras que en el esquema de pago Creciente, tienes un incremento anual ya preestablecido, mismo que se te informará al tramitar tu hipoteca. Tal y como su nombre lo indica, este tipo de pago es creciente, más no variable, porque no depende de la inflación; por lo tanto la tasa anual  sigue siendo fija).

Descubre más cosas que tenemos para ti

Servicios

Perfilador

Blog

El envío fallo, por favor inténtalo de nuevo o más tarde
Tu mensaje se ha enviado con éxito